Ramos de palabras

Reflexiones sobre el alma de la sociedad y del ser humano.

Cuando el éxito no va acompañado de sueños

Dicen que la felicidad no está en la meta sino en el camino. ¡Y qué verdad es! Cuando hay objetivos, algo por lo que luchar, el ser humano es mucho más feliz. Hacer las cosas por algo es satisfactorio, pero hacer las cosas por hacer un día y otro, y otro…incita más al abandono. La misma actividad puede llegar a desencadenar resultados bien diferentes en el ánimo de la gente. El éxito no da siempre la felicidad, tener un buen sueldo, un reconocimiento y un empleo estable no sirve de nada si no se tienen sueños.

Hay personas que triunfan laboralmente y, sin embargo deciden cambiar de trabajo. Esto es porque el triunfo no es sinónimo de felicidad plena. Cuando no vislumbramos proyectos que nos motiven, nuestros ánimos decaen y la posibilidad de un cambio se convierte en una opción muy atrayente, que nos arrastra.

Nos resulta muy difícil vivir sin ilusiones y si, para colmo esa falta de sueños es la actividad a la que dedicamos el 66 por ciento de nuestro tiempo (trabajar), es lógico que nos planteemos cambiar. Sin duda, las personas que se atreven a realizar su sueño tienen una gran segurdiad en sí mismas, una motivación a prueba de dificultades y mucha inteligencia emocional.

Fuente:

(Trabajar sin sufrir, María Jesús Álava)

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: