Valores

Pócima para salir de cualquier crisis. La magia olvidada

Érase una vez una bruja que tenía el poder de convertir las cosas malas en buenas, pero hacía mucho tiempo que vivía entre personajes que no eran capaces de hacer magia. Algunos también eran brujos que en otro tiempo lo hacían: podían sentir la presencia de pequeñas florecillas en un campo de altas hierbas y de las estrellas en una noche nublada. Pero ya no, porque habían olvidado que eran brujos y sólo veían espesura y oscuridad dondequiera que miraban.

Un buen día la bruja se dijo: “Si nadie puede, ¿por qué yo sí? Además, tengo menos poder”. Con este planteamiento entró en el mismo juego que el resto de los personajes, quienes sin querer convertían lo bueno en malo y lo malo en peor.

Donde había lluvia, sólo veían barro; en un bosque de luz, sólo veían la sobra de los árboles y en la playa sólo veían lo que las olas se llevaban, pero no lo que traían.

Con el paso del tiempo, la bruja también olvidó sus poderes.

Y así iban pasando los días, que  no vuelven, días repletos de cosas buenas que parecían haber muerto porque nadie creía poder alcanzar.

La bruja nunca miraba al cielo. Sabía que había estrellas, pero ni siquiera se había planteado alcanzarlas. Seguía encerrada en su rutina, día a día… hasta que un día oyó una voz:

– ¡Eres una bruja! ¡Coge la escoba y vuela por encima de las nubes porque las estrellas te están esperando!

– ¿Yo? Y suponiendo que lo sea, ¿y si me caigo antes de alcanzar las nubes?

– Puede ser, pero si no lo intentas, no habrás visto todo lo que hay de camino: las mariposas, las ráfagas de viento, las cometas de los niños, el humo de las chimeneas, los pájaros, ni tampoco habrás visto el mundo desde arriba. Salte fuera, suspéndete en el aire y mira cómo van y vienen los personajes para poder ver qué necesitados están todos de magia, incluída tú.

¿La voz de su interior? ¿Otro brujo? ¿Quedan brujos que no han olvidado quiénes son?

Entonces la bruja lo vio todo clarísimo, se subió a la escoba y empezó a convertir la soledad en paz, el alboroto en alegría, el aburrimiento en reflexión, las críticas en mejoras, los errores en enseñanzas, las dificultades en retos, las ruinas en oportunidades, la desconfianza en fe y la incertidumbre en esperanza.

Anuncios

Un comentario sobre “Pócima para salir de cualquier crisis. La magia olvidada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s