Ramos de palabras

Reflexiones sobre el alma de la sociedad y del ser humano.

Hasta que los 40 te separen o single para rato

familia felizUn hombre que gana dinero y pasa el fin de semana en familia; una mujer delgada que también gana dinero, dos niños, un perro, una casa grande, un buen coche y 15 días en la playa al año. Todo ello tiene que haberse alcanzado entre los 35 y los 40 años.

He aquí dibujado el cuadro de la felicidad que la sociedad española ha enmarcado. ¿De verdad están ahí resumidos nuestros sueños? Puede que sí, puede que no…

Seguro que si tenemos en cuenta multitud de conversaciones que se tienen alrededor de los 30, nos daremos cuenta que, aunque sin querer reconocerlo a veces, nuestro interior más primitivo de la mano de infinidad de impulsos biológicos nos lleva a la necesidad de buscar pareja, conseguir un estabilidad y, más adelante, al despertar de la paternidad o maternidad.

Impulsos biológicos vs autosuficiencia

Al mismo tiempo se ha puesto de moda esa autosuficiencia e individualismo de los que muchos incluso alardean y que se aleja del “marco de la felicidad” descrito. Es decir, aparecen personas que aseguran sentirse bien consigo mismas sin necesidad de contar con un compañero de vida y, por supuesto, sin hijos. Aunque, también es verdad que otras eligen tener hijos pero sin nadie a su lado. Por el contrario, suele tratarse de grandes amantes de los viajes, la fiesta nocturna, la lectura, el cine, el culto al cuerpo y tal vez de un gran grupo de amigos y/o de parejas eventuales.  En definitiva, hablamos de singles en toda regla.

singlePero, ¿de verdad todas las personas que siguen este tipo de vida la han elegido? Muchas de ellas no. Precisamente por culpa de los impulsos biológicos muchas personas no se sienten del todo plenas con la soltería pero para hacer frente a este “fracaso social”, ocultan su malestar asegurando que su estilo de vida es fruto de su elección. Sin embargo, a veces las verdaderas causas del estado single son la dificultad para encontrar pareja estable, problemas económicos o simplemente mala suerte sentimentalmente hablando.

Es lógico pensar que nuestros actos están en gran parte condicionados por las necesidades humanas de nuestro organismo y todo ello influye en la organización social tal y como venimos viendo. Aún así, hay muchos singles que realmente son felices con su vida.

Una sociedad que camina hacia la soltería

¿Qué le está ocurriendo a nuestra sociedad? ¿Podemos hablar de un fracaso del amor? Hay realidades que hablan por sí solas: la gente tiene pareja estable cada vez más tarde y las personas que viven solas van en aumento. Según los datos del Insitituto Nacional de Estadística (INE)  en España el número de solteros de entre 25 y 64 años ha pasado de 4 millones y medio en 1991 a más de 7 millones en 2005. Actualmente hay cerca de 8 millones y medio de solteros y solteras en nuestro país en mencionada franja de edad.

La soltería, buscada o no, lo cierto es que va en aumento. Teniendo en cuenta que la sociedad tiende a adoptar la forma que necesita de forma natural, cabe imaginar que la elección de la soltería sea verdaderamente la mejor manera de vivir para muchas personas. Algo debe estar ocurriendo para que la soltería se imponga incluso a nuestros impulsos biológicos.

El “marco de la felicidad” impuesto

divorcioY, el panorama se complica aún más cuando interviene el “marco de la felicidad” impuesto: – “Hija, tú lo que tienes que hacer es casarte…” La presión de comentarios como éste escuchados una y otra vez durante multitud de eventos arrastra en ocasiones a personas que quieren ser singles hacia la lacra que para ellos supone el matrimonio.

Más datos del INE para palpar la otra cara de la moneda: España es, junto a Bélgica, el país de la Unión Europea con mayor tasa de ruptura/nupcialidad, por cada 4 matrimonios que se forman, se rompen 3. El fin de un matrimonio se produce cada 3,7 minutos, con lo que, en un día, se acaban 387 matrimonios.

De manera que parece que muchos de los casados tampoco estaban muy contentos con la decisión que tomaron…

La edad media de los divorciados y separados en España ronda los 40 años y en la mayoría de los casos han transcurrido cerca de 15 años de matrimonio. Cabe destacar que en nuestro país hay casi dos millones de personas separadas o divorciadas, cifra que ha experimentado un crecimiento de prácticamente un 500% en las dos últimas décadas.

En definitiva podemos hablar de multitud de personas insatisfechas sentimentalmente ya sea solas o en compañía. Mucho daño han hecho en este sentido las presiones sociales, la impaciencia, los prejuicios o el interés.

El verdadero fracaso

El ser humano nace libre con una autenticidad que se corrompe en mayor o menor medida a lo largo de los años. La mejor manera de sonreir es siendo fieles a nosotros mismos, a lo que buscamos, a lo que queremos de verdad. El “fracaso social” cuando hablamos de situación sentimental, no puede llamarse “fracaso” porque los demás no van a sufrir el dolor personal que puede suponer una decisión de la que no se tenía convencimiento. El mayor fracaso que existe, en el ámbito que estamos tratando es fallarse a uno mismo.

Si dejamos que las decisiones personales de cada cuál fluyan sin presiones, la sociedad buscará el cauce correcto.

Nota personal

El humo de un cigarro me envuelve, giro a la derecha y veo a un hombre que camina a mi lado, siempre a mi lado, no se queda detrás y sabe esperarme cuando tiene prisa. Pero dirige la vista al frente, da otra calada más y dejando detrás del humo aquello que nos puedan influenciar me dice: – “Niña, todo llega…” Y yo le miro, anhelando que seamos ese 1 de cada 4.

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: